domingo, 21 de junio de 2015

Sutra del Corazón


     Hoy en el solsticio de verano, quería compartir con todos mis experiencias con el Sutra del Corazón, ¿Cómo plasmar de forma sencilla aquello que es difícil de enumerar, aquellas experiencias que difícilmente tienen una correspondencia verbal para expresar aquello que sientes ? Las palabras quedan muy cortas, es por ejemplo, cuando estás enamorado e intentas explicar al otro como te sientes y te das cuenta que las palabras están vacías de sentimiento y la emoción es mucho más grande que aquello transmitido. 

     Por esta razón, los genios y los maestros, son grandes porque hacen sencillo aquello que es complicado, dan al mundo la sencillez de lo complejo para todos.
Para mi el Sutra del Corazón es una llamada, una necesidad, un puente hacia aquello que no puedo entender desde el intelecto y necesito sentirlo más allá de mi forma y mis sentidos, desde mi esencia, desde lo más profundo de mi corazón.

     El Sutra del Corazón es de los textos del budismo más recitado, cantado, escrito  del mundo. En si el Sutra del Corazón es la esencia que nos muestra el camino, la forma, no solo des del intelecto sino que se ha de vivir y respirar para entrar en su infinita sabiduría.

  Desde mi más humilde experimentación con el Sutra del Corazón, entiendo en él como el camino hacia la trascendencia de la dualidad de nuestra existencia, lo que en Gestalt se entendería como la integración de dos polaridades y en psicoánalisis el trabajo con la sombra. Entiendo y comprendo el significado de "seguir con por el camino de en medio" como el trabajo diario de emerger de la ilusión de nuestros sentidos, de nuestras emociones y nuestras percepciones para transitar nuestra existencia hacia el punto medio de la forma y el espíritu. Ya que toda forma es espíritu, todo espíritu es forma, y en tanto cada grano de arena contiene todo el universo, el universo es cada grano de arena, no como excluyente, sino como un camino a seguir en medio.

     El Sutra del Corazón me guía a diario en mi crecimiento personal, en mi devenir sobre el significado de la existencia y mi vida, desde la alegría, la aceptación y la integración.

"Avalokiteshvara, el Bodhisattva de la Compasión, 
meditando profundamente sobre el Entendimiento Perfecto, descubrió que los cinco aspectos de la existencia humana estaban vacíos, 
liberándose de este modo del sufrimiento. 
En respuesta al monje Sariputra, dijo lo siguiente: 
El cuerpo es tan solo vacío, 
el vacío no es más que el cuerpo. 
El cuerpo está vacío, 
y el vacío es el cuerpo. 
Los otros cuatro aspectos de la existencia humana: 
Sentidos, pensamientos, voluntad y conciencia, 
también están vacíos, 
y el vacío los contiene. 
Todas las cosas están vacías: 
Nada nace, 
nada muere, 
nada es puro o impuro, 
nada aumenta o disminuye. 
Así pues, en el vacío, 
no existe el cuerpo, 
ni las sensaciones, 
ni los pensamientos, 
ni la voluntad, 
ni la conciencia. 
No hay ojos, 
ni oídos, 
ni nariz, 
ni lengua, 
ni cuerpo, 
ni mente. 
No hay sentido de la vista, 
ni del oído, 
ni del olfato, 
ni del gusto, 
ni del tacto, 
ni de la imaginación. 
Nada puede verse o escucharse, 
olerse o gustarse, 
tocarse o imaginarse. 
No existe la ignorancia, 
ni el fin de la ignorancia. 
No existen la vejez y la muerte, 
ni el fin de la vejez y la muerte. 
No existe el sufrimiento, 
ni la causa del sufrimiento, 
ni el fin del sufrimiento, 
ni un camino a seguir. 
No existe el logro de la sabiduría, 
ni ninguna sabiduría que lograr. 
Los Bodhisattvas confían en el Entendimiento Perfecto, y, 
libres de todo engaño, no sienten ningún miedo, disfrutando del Nirvana aquí y ahora. Todos los Budas, pasados, presentes y futuros, confían en el Entendimiento Perfecto, y viven en la iluminación total. El Entendimiento Perfecto es el mejor mantra. El más lúcido, el más elevado, el mantra que elimina todo sufrimiento. Ésta es una verdad fuera de toda duda. Dilo así: Gyatei, Gyatei, hara gyatei, hara so gyatei, bojisowaka"

Feliz solsticio de verano,

Marta Tadeo
www.martatadeo.com