martes, 10 de septiembre de 2013

Lectura de Chacras y campos del aura

Cuando me empecé a formar en la escuela de Walter Lübeck empecé a entender cómo funciona nuestro cuerpo, mente y espíritu y me adentré al estudio de la materia sutil y el sistema energético de las personas, porque comprendí que en éstos campos ocurren muchas más cosas de lo que jamás llegué a imaginar. Entendí que cuando una enfermedad se ha desarrollado en nuestro cuerpo físico antes había estado de una forma u otra manifestándose en nuestro sistema energético.
Fue maravilloso darme cuenta de lo efectivo para nuestro organismo tratar los conflictos antes de que se manifiesten en nuestro físico, tanto a nivel mental como etérico, porque todo lo que nos ocurre, todo lo que bloqueamos y todos nuestros sentimientos y experiencias hacen de nosotros lo que somos, de aquí radica la autoresponsabilidad. Sin andarme más por las ramas me gustaría transmitir en esta entrada cómo una buena lectura de chacras y del aura nos ofrece una posibilidad inigualable de entender qué hacemos y cómo lo hacemos, cuáles son nuestros puntos fuertes y cuáles nuestros débiles y cómo podemos afrontar las situaciones difíciles o problemas en nuestras vidas de una forma más armoniosa.
Este es el objetivo fundamental de la lectura de chacras y de aura, de aportar herramientas a la persona y conciencia de lo que está ocurriendo en su interior. De esta forma puedo con la lectura de chacras y aura asesorar en casos de problemas de pareja, de enfermedades graves, de duelo, problemas de encontrar el trabajo ideal, de seguir el camino vocacional,  etc... otorgando al cliente una lectura de su sistema energético fiable y veraz, una oportunidad única de coger la riendas de nuestras vidas, una vez más.
Los chacras y el aura nos ofrecen mucha información muy útil en nuestras vidas y para mi significa un camino de realización personal y un campo de trabajo inagotable, de autodescubrimiento y ayuda.

Os dejo con una cita del libro de Thich Nhat Hanh " El verdadero amor":

Cada vez que experimentes una energía que hayas de transformar, como los celos o el miedo, ocúpate de ella, de esa energía negativa, si no quieres que te destruya.