martes, 21 de mayo de 2013

Esencia de Dragón- la mirada del corazón

La esencia de Dragón- La mirada del corazón- trabaja en nosotros de múltiples maneras:

     -a un nivel físico fortalece todo nuestro sistema cardiovascular, liberándolo de tensiones creadas por el strés, las obligaciones, los debería que tanto nos imponemos. 
     -a un nivel mental nos orienta a tener una visión más holística de las situaciones de nuestra vida, en lugar de cerrarnos a nuestra forma de ver y sentir por las experiencias pasadas nos abrimos a una nueva forma de entender y sentir los acontecimientos que nos ocurren. Nuestros patrones mentales funcionan de forma automática, recibimos un estímulo el cerebro busca un recuerdo para catalogar lo que hemos recibido y luego le suma nuestra emoción, aprendizaje y creencias, esto ocurre a una mayor velocidad de lo que nos damos cuenta, medio segundo antes de que nos demos cuenta de lo que ocurre y de esta forma generamos una respuesta. Esta esencia nos ayuda a abrir las posibilidades y aventurarnos a hacer cosas antes inimaginables debido a nuestros miedos y limitaciones.
    -a nivel emocional, la esencia nos abre a sentir nuestras necesidades a través del amor y la unión. Nos ayuda a salir de la individualidad para forjar el coraje necesario para seguir a nuestro corazón, de esta forma la razón pasa a ser un ayudante para materializar lo que el corazón anhela. El valor, el coraje, la valentía no son sinónimos de dejar de tener miedo, sino de seguir nuestro camino vital a pesar de que nos tiemblen las rodillas, porque sabemos que lo que estamos haciendo es lo más correcto.
     -a nivel espiritual, la esencia de dragón nos ayuda conecta con los corazones de nuestra familia, amigos, comunidad, bosques, animales y la vida. Nos ayuda a entender el mundo y a entendernos mejor a nosotros mismos, a ser más permisivos y amorosos con nuestros errores y nuestros aciertos.

A efectos prácticos sirve para personas
que les cuesta ver un sentido más allá de lo material, para aceptar situaciones de duelo, separación o muerte, para personas que están sometidas a mucha presión (tanto mental como físico) y para todos aquellos que busquen respuestas y están en un proceso de crecimiento personal y/o en terapia.